Ana Maiques, neurocientífica

Si analizamos la historia, se puede comprobar que las mujeres han realizado importantes contribuciones en el ámbito de los descubrimientos científicos, la innovación y las invenciones. Después de tu experiencia ¿Crees que el género afecta a la oferta de mujeres científicas y al desarrollo de su carrera? ¿Y a la transferencia?

Ana Maiques: Pues yo creo que sí. Creo que hay un bias en la ciencia importante y empieza justo en la educación y en casa. Tendemos a regalar muñecas a niñas y juegos de construcción a niños, así que de alguna manera ya estamos orientándose a un campo u otro.

A nivel difusión también tendemos a enseñar en los medios a más hombres que a mujeres, y eso hace que las siguientes generaciones no tengas modelos que seguir.

En el tema de la carrera la conciliación es un tema clave, pero siguen habiendo mujeres científicas que son madres, así que ahí hay que contar con el apoyo de las instituciones y el reparto de roles dentro de la familia.

-¿Qué te llevó a crear tu empresa?

Ana Maiques: La motivación por hacer algo con impacto. Creo que tener tu propia empresa se puede convertir en un instrumento para utilizar el talento en bien de la sociedad. Nosotros estamos obsesionados en transformar la ciencia en productos y servicios que ayuden a proteger el medio ambiente (Starlab) o ayudar a pacientes con enfermedades neurológicas (Neuroelectrics). Tanto el cambio climático como la salud y el envejecimiento de la población van a requerir soluciones basadas en deep tech que cambien la manera en que abordamos ahora estos retos.

-En tu opinión, ¿Crees que se están tomando suficientes medidas para promover acciones desarrolladas en el ámbito científico y académico orientadas a fomentar la participación de la mujeres investigadoras en la transferencia de conocimiento y la creación de empresas basadas en el conocimiento y la tecnología?

-Ana Maiques: Creo que hemos avanzado pero se puede hacer mucho más. Creo que parte de nuestro éxito ha sido la combinación de ciencia y empresa. A muchos empresarios les falta formación más científica  y muchos investigadores un conocimiento de que se tiene que hacer para llevar una invención al mercado. Yo creo que ambos mundos se tienen que encontrar.

A nivel empresarial tener tu propia empresa o trabajar en una empresa start up  puede ayudar a la conciliación. A nivel académico también debería ser posible tener flexibilidad para conciliar.

-Como mujer pionera ¿Piensas que este proyecto puede ayudar a estas mujeres investigadoras?

-Ana Maiques: Todo lo que sea formación es super importante, todo lo que sea empoderar a las mujeres para que persigan sus sueños es positivo.

Creo que el programa es muy acertado.

-¿Qué consejos podrías darle a esas mujeres investigadoras que estén pensando en emprender?

-Ana Maiques: Que no se arruguen cuando alguien les hable de las dificultades, al final querer es poder y creo que hay muchos modelos y maneras de llegar a tener una carrera científica de éxito. Lo más importante es creérselo y perseguirlo

Si te ha gustado ¡comparte!:
Ana Maiques, neurocientífica
Scroll hacia arriba