Germaine Escames: La investigación es algo que te tiene que apasionar, es una forma de vida

¿En qué momento descubriste que querías dedicar tu vida al mundo de la investigación y la transferencia?

Germaine Escames: Siempre tuve muy claro que quería hacer investigación. De hecho, estudié Farmacia, luego me preparé el FIR y elegí la especialidad en función de la investigación. Recuerdo que cuando aprobé el FIR, iba preguntando por los hospitales si hacían investigación. A los tres meses de estar haciendo mi residencia elegí un Grupo de Investigación para hacer mi Tesis Doctoral.

La investigación es algo que te tiene que apasionar, es una forma de vida y, por tanto, hay que dedicarle muchas horas. No entiende, muchas veces, de fines de semanas, festivos, etc. Cuando tienes un proyecto en mente, te absorbe totalmente.

En cuanto a la siguiente pregunta, que cuando decidí dedicarme a la transferencia, es algo que nunca me planteé. Esto ha sido totalmente circunstancial. Tengo que decir que ahora si hay más mentalidad de transferencia, pero hace unos años se hablaba muy poco de ello.

¿Como sucedió?

Germaine Escames: Una de mis principales líneas de investigación es el cáncer y los efectos adversos de los tratamientos antitumorales. Estamos estudiando los efectos de la melatonina a nivel mitocondrial tanto en las células sanas como tumorales. Resulta que desarrollamos un gel de melatonina para el tratamiento de la mucositis y una crema de melatonina para el tratamiento de la radiodermitis. Tenía un proyecto del Ministerio para el proyecto de la mucositis pero me quedé sin financiación para seguir con el proyecto de la radiodermitis. La crema era una maravilla, regeneraba totalmente la piel lesionada por la radioterapia. Posteriormente comprobamos que también regeneraba la piel envejecida. Entonces fue cuando decidí constituir una Spin-off para comercializar la crema. Pero tengo que decir que esta idea me producía vértigo.

Si analizamos la historia, se puede comprobar que las mujeres han realizado importantes contribuciones en el ámbito de los descubrimientos científicos, la innovación y las invenciones. Después de tu larga experiencia ¿Crees que el género afecta a la oferta de mujeres científicas y al desarrollo de su carrera? ¿Y a la transferencia?

Germaine Escames: Yo no pienso que afecte el género en la investigación. Lo que si afecta es la falta de tiempo. Eso afecta muchísimos. Yo tuve que compaginar mi investigación con dos niños pequeños. Cuando aprobé el FIR, mi hijo tenía 4 años y mi hija 2. Así que a partir de ahí fue una carrera meteórica en los que compaginaba hacer la Tesis, el ir al extranjero, con las películas de Bambi y los columpios.

¿Qué te llevó a crear tu propia spin-off? ¿Encontraste herramientas o profesionales que te ayudaran a desarrollar y poner en marcha tu idea de negocio?

Germaine Escames: Como comentaba anteriormente, el crear mi propia spin-off fue más por necesidad. Yo veía que tenía un producto con unas propiedades increíbles y que, si no lo sacaba al mercado, se iba a perder. El poner en marcha una spin-off es muy complicado. En la OTRI de la UGR te ayudan muchísimo, pero yo recomiendo, además de la ayuda que te puede prestar la UGR, rodearte de un buen equipo. Es decir, buscar las personas que sepan hacer aquello que uno mismo no tiene ni idea. La clave del éxito está en el equipo. Tiene que ser un equipo multidisciplinar.

¿Crees que se están tomando suficientes medidas para promover acciones desarrolladas en el ámbito científico y académico orientadas a fomentar la participación de las mujeres investigadoras en la transferencia de conocimiento y la creación de empresas basadas en el conocimiento y la tecnología?

Germaine Escames: Se están tomando medidas, pero de todas formas es muy complicado. No por el tema de ser mujer, sino porque la legislación no ayuda nada. Ese 10% que solo podemos tener en la empresa que hemos creado, hace mucho más complicado todo el proceso.

¿Qué consejos les darías a esas investigadoras que estuviera pensado en crear una spin-off?

Germaine Escames: Mi consejo es que si has decidido crear una spin-off, adelante. Rodéate de un buen equipo. Búscalo en todas partes, no te limites a tu círculo y, sobre todo, no escuches a nadie. Seguro que mucha gente te dirá que no lo vas a conseguir, que te estás equivocando. Ni caso, tú sigue que seguro que lo conseguirás. Tienes que creer en tu producto y, por supuesto, buscar la estrategia para que llegue al mercado y, algo muy importante, ser diferente.

Más sobre Germaine Escames

Si te ha gustado ¡comparte!:
Germaine Escames: La investigación es algo que te tiene que apasionar, es una forma de vida
Scroll hacia arriba